Crónica de La Verbena de La Virgen

 En Eventos, Noticias

Crónica de La Verbena de La Virgen.

Las Rozas (Madrid) – Octubre 2017.

Este fin de semana ha tenido lugar en Las Rozas (Un pueblo de mucha pasta al norte de Madrid que a la mayoría os sonará porque alberga el Outlet mas vanidoso de España: Las Rozas Village) un festival organizado por La Virgen que tiene su fábrica en dicha localidad.

Lo primero que hay que decir es que está donde el viento da la vuelta. Pero ellos no tienen la culpa de donde tu vivas. Había un autobús directo desde Moncloa. Pero yo opté por jugármela, una vez más, con la moto. Media horita.

El lugar elegido fue el recinto ferial. Bien de accesos y de plazas de aparcamiento. Muy amplio y muy bien montado. Los cerveceros a un lado, los food trucks al otro y el centro lleno de mesas de madera a la sombra. Al fondo un gran escenario donde tuvieron lugar los conciertos.

Condiciones: Los cerveceros no pagaban. Asumían sus gastos (hotel, viaje, etc) y la organización iba a porcentaje de las ventas.

Vaso: 2€. Un vaso sencillo de unos 18cl. Serigrafiado. Para la colección del Trappero.

Esta vez no lo rompí. 👏👏👏👏👏👏

Pago: Tokens. Cagada. Como siempre se colapsó el tema y generó mucha confusión y algún que otro rebote. No escarmientan. Yo pagué en dinero todo el tiempo. A destacar que dado el caos de los tokens la organización no ha cobrado porcentaje a las cerveceras de las ventas en dinero. Solo de los tokens. Muy loable.

Precios birra: De 2 a 3€. La mayoría a 2.5€. Bien.

Comida: Todo lo que probé estaba muy bueno. Pero me pareció caro. 8€ una hamburguesa tipo Happy Meal. Mucha oferta para todos los gustos.

Clima: Se la jugaban. Si llega a llover… Pero 2017 es el año más seco que recuerdo así que sin problemas. Muchísimo calor por la mañana y frescor muy agradable por la noche. Estar a las puertas de la Sierra se nota. Y a partir de las diez de la noche se agradecía una manguita.

Lavado de vasos: Un abrevadero con muchos grifos en el centro de la oferta cervecera. Funcionó muy bien. Acierto.

Baños: Eran los del recinto.  O sea fijos. Limpios y sin colas. Las chicas le dieron su ok.

Ocio: Yo solo vi uno de los conciertos y me gustó mucho. También la música ambiente estuvo muy bien tanto de selección como de volumen.

Había zona infantil. Castillos hinchables y actividades varias. Siempre se agradece si eres padre. Un acierto.

Y lo mejor era un pilón de esos de feria en el que iban sentándose los cerveceros y si acertabas en la diana le dabas un chapuzón.

Muy divertido y exportable a todas las ferias. Siempre que sea solo para cerveceros… el día que lo extiendan a blogueros que lo prohíban. Aunque bien pensado no me importaría hacer puntería con alguno.

Oferta cervecera: Para un friki e iniciados muy escasa. Pocas cerveceras. O sea que no daba para mucho. Pero para los no frikis buena selección. Buen nivel en lo que probé con un solo lunar en forma de IPA con un poco de Diacetilo.

A destacar: Horny Pilsen de La Quince que crujía de buena y de fresca. También su Neipa. Todo lo de Laugar, como siempre brillantes. La Extra Reale de Birra del Borgo y la que más me gustó fue la Stong Cuvee Vermouth Ale del Barbas Beer Project. Potente y original. Te encantará si eres fan del Vermú y de los pepinos de 10 grados.

Como casi siempre en estos festivales, el sábado a última hora escaseó la birra. Four Lions cerró muy pronto y en Laugar solo quedaba Ostadar. Buenas noticias para la organización pero no tan buenas para los consumidores.

La Virgen permanentemente petado. El público local apoyó a su cervecera de forma notable. Algo estarán haciendo bien cuando los lugareños están tan fidelizados.

En negativo: Precios de la comida. Caos con los tokens. Y más cerveceras y cerveza para llegar al cierre del festi con buena oferta. Por lo demás felicitar a la organización. Por otro lado y aun no siendo nada achacable al evento sino a la educación y al civismo de los españoles: Mucho botellón. Está muy bien que alguien se deje una pasta en organizar un evento con conciertos y tú te vayas al chino y te presentes en el recinto cargado de latas de Mahou y de minis de güiscola con todo el descaro del mundo.

En resumen: Como todo primer festival ha sido un experimento. El año que viene veremos si ha sido rentable y se repite. Yo creo que así será. Muy buen feedback de los cerveceros con la organización por lo que confío en que el año que viene se duplique la oferta cervecera.

¡Nos vemos este puente en Beermad¡

Recommended Posts

Deja un comentario

*

Contacta con nosotros.

¿Quieres preguntarnos algo? ¿O simplemente aportar algún contenido a la web? Déjanos un mensaje y nosotros te respondemos.

¿No lo entiendes? Cámbialo. captcha txt

Escribe lo que quieras y pulsa Intro para buscar: